médico tomando la presión arterial en un brazo

Causas de la hipertensión arterial elevada

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por una presión arterial elevada, que puede dañar los órganos internos del cuerpo a largo plazo. En este artículo, discutiremos las causas de la hipertensión arterial, así como los factores de riesgo y las formas de prevenirla.

¿Qué es la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial es una afección médica en la que la presión arterial en las arterias es crónicamente elevada. La presión arterial se mide en milímetros de mercurio (mmHg) y se expresa en dos números: la presión sistólica (la presión cuando el corazón late) y la presión diastólica (la presión cuando el corazón está en reposo).

La presión arterial normal es de alrededor de 120/80 mmHg. Sin embargo, cuando la presión arterial es crónicamente elevada, por encima de 140/90 mmHg, se considera hipertensión arterial.

Causas de la hipertensión arterial

Hay varias causas de la hipertensión arterial, que incluyen:

Genética

La hipertensión arterial puede ser causada por factores genéticos. Algunas personas pueden heredar genes que los hacen más propensos a desarrollar hipertensión arterial. Si tiene antecedentes familiares de hipertensión arterial, es posible que tenga un mayor riesgo de desarrollarla usted mismo.

Estilo de vida poco saludable

Un estilo de vida poco saludable puede ser una causa importante de hipertensión arterial. El consumo excesivo de alcohol, la falta de ejercicio regular y una dieta poco saludable pueden aumentar la presión arterial. Además, fumar tabaco puede ser una causa importante de hipertensión arterial.

Enfermedades crónicas

Algunas enfermedades crónicas pueden causar hipertensión arterial. Estas enfermedades pueden incluir enfermedades renales, enfermedades endocrinas (como el hipotiroidismo y el hipertiroidismo) y apnea del sueño. Además, el estrés crónico puede contribuir a la hipertensión arterial.

Medicamentos

Algunos medicamentos pueden causar hipertensión arterial como efecto secundario. Estos medicamentos pueden incluir antidepresivos, anticonceptivos orales y esteroides.

Obesidad

La obesidad es un factor de riesgo importante para la hipertensión arterial. El exceso de peso puede aumentar la presión arterial y hacer que el corazón trabaje más para bombear sangre a través del cuerpo.

Factores de riesgo de la hipertensión arterial

Hay varios factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de desarrollar hipertensión arterial. Estos factores de riesgo incluyen:

  • Edad: la hipertensión arterial es más común en personas mayores de 65 años.
  • Historial familiar: si tiene antecedentes familiares de hipertensión arterial, puede tener un mayor riesgo de desarrollarla usted mismo.
  • Raza: la hipertensión arterial es más común en personas de origen africano.
  • Obesidad: El exceso de peso es un factor de riesgo importante para la hipertensión arterial.
  • Sedentarismo: La falta de actividad física regular puede aumentar el riesgo de hipertensión arterial.
  • Consumo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol puede aumentar la presión arterial.
  • Consumo de sal: El consumo excesivo de sal puede aumentar la presión arterial en algunas personas.

Prevención de la hipertensión arterial

La hipertensión arterial puede prevenirse mediante algunos cambios en el estilo de vida y hábitos alimenticios. Aquí hay algunos consejos útiles para prevenir la hipertensión arterial:

  • Mantener un peso saludable a través de una dieta equilibrada y actividad física regular.
  • Limitar el consumo de alcohol y evitar el tabaco.
  • Limitar el consumo de sal en la dieta.
  • Reducir el estrés y practicar técnicas de relajación, como la meditación o el yoga.
  • Hacerse chequeos regulares de la presión arterial.

Tratamiento de la hipertensión arterial

Si ya tiene hipertensión arterial, hay varios tratamientos disponibles para ayudar a controlar la presión arterial. Estos tratamientos pueden incluir cambios en el estilo de vida, como dieta y ejercicio, así como medicamentos recetados por un médico.

Conclusión

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica común, pero prevenible y tratable. Es importante tomar medidas para prevenir la hipertensión arterial y controlarla si ya la tiene. Si tiene alguna preocupación sobre su presión arterial, hable con su médico.